Europa decide este jueves sobre la ampliación del permiso por maternidad en los supuestos de familias monoparentales

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (en adelante “TJUE”) tiene este jueves, 16 de mayo de 2024, una cita importante para resolver un debate judicial de enorme calado social, con relación al derecho de las familias monoparentales y la posible ampliación de 16 a 32 semanas de la prestación por nacimiento de hijos.

Debemos contextualizar, que el Estatuto de los Trabajadores regula esta cuestión en el art. 48.4 que contempla que:

“El nacimiento, que comprende el parto y el cuidado de menor de doce meses, suspenderá el contrato de trabajo de la madre biológica durante 16 semanas, de las cuales serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto, que habrán de disfrutarse a jornada completa, para asegurar la protección de la salud de la madre.

Además, el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS), establece en el art. 177 LGSS que:

“A efectos de la prestación por nacimiento y cuidado de menor prevista en esta sección, se consideran situaciones protegidas el nacimiento, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar…”

Aterrizando en el terreno práctico, la cuestión jurídica a resolver por parte del “TJUE”, consiste en determinar si la madre o el padre solteros, tienen derecho a utilizar y acumular el permiso de maternidad o paternidad que le hubiera correspondido al segundo progenitor, pasando de una prestación inicial de 16 semanas por una superior de 32 semanas.

Para dar respuesta a esta cuestión, el “TJUE” (Asunto C-673/22) tendrá que resolver la cuestión prejudicial que el Juzgado Social 1 de Sevilla planteó sobre la interpretación de los art. 5 y 37 de la Directiva (UE) 2019/1158 relativa a la conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores.

Nuestros tribunales están divididos sobre esta cuestión, pues a favor de la ampliación, tenemos la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en fecha 6 de octubre de 2020 que consideró licita la ampliación de la baja maternal a una madre soltera para que pudiera disfrutarla con 8 semanas adicionales. En contra, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias que revocó la sentencia del juzgado de Las Palmas de Gran Canaria que en octubre de 2021 reconoció el derecho de una vecina de Telde, cabeza de familia monoparental, a disponer de un permiso de maternidad acumulado por un periodo de 10 semanas más (de 16 a 26).

Al margen de esta disparidad de criterios, contamos con dos cuestiones de inconstitucionalidad, por vulneración de los arts. 14, 39 y 41 CE que han elevado al Tribunal Constitucional, las Salas de lo Social de los Tribunales de Justicia de Cataluña y País Vasco, para resolver el recurso de amparo sobre la ampliación de la prestación por nacimiento del menor nacido en familia monoparental.

Por otro lado, el Tribunal Supremo se pronunció en Sentencia en Unificación de Doctrina de 2 de marzo de 2023, de pleno (rcud 3972/2020), en la que se sostuvo que no correspondía a los jueces la construcción del derecho, sino la aplicación e interpretación de la norma.

Cómo podemos observar, es una cuestión jurídica que no está libre de dudas. Veremos qué sucede este jueves en Europa y las posibles medidas que el Gobierno de nuestro país pueda llevar a cabo una vez se conozca el fallo, todo ello, a fin de garantizar la adaptación de los distintos criterios adoptados en el marco judicial de la Unión Europea.

 

Departamento laboral | Augusta Abogados