Novedades laborales introducidas por el Real Decreto Ley 2/2024, de 21 de mayo

El pasado 22 de mayo de 2024 entró en vigor el Real Decreto-ley 2/2024, de 21 de mayo, por el que se adoptan medidas urgentes para la simplificación y mejora del nivel asistencial de la protección por desempleo, y para completar la transposición de la Directiva (UE) 2019/1158 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2019, relativa a la conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores, y por la que se deroga la Directiva 2010/18/UE del Consejo (“RD 2/2024”).

Debemos recordar que la citada Directiva Europea “tiene por fundamento la igualdad entre hombres y mujeres” y como objetivo “contrarrestar la desventajosa situación de las mujeres en el mercado de trabajo, así como los efectos nocivos derivados de la perpetuación de los roles de cuidado”.

Así, el RD 2/2024 prevé en su Exposición de Motivos que el esquema de permisos o de ausencias en el trabajo por motivos familiares debe atender a tres circunstancias:

  • “Que se promueva de manera efectiva la participación de las mujeres y el mantenimiento de sus carreras profesionales”.
  • Que se establezca una autentica garantía del ejercicio corresponsable de las tareas de cuidado que evite la perpetuación de roles”.
  • “Que para todo lo anterior se atienda el coste económico asociado a los permisos de cuidado”.

En base a estos objetivos, el RD 2/2024 modifica el régimen del permiso de lactancia para mejorar los términos en los que se ejerce dicho derecho y flexibiliza su ejercicio.

Por otra parte, el RD 2/2024 modifica el art. 47 de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, introduciendo medidas de flexibilización horaria para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral de los empleados públicos.

Asimismo, el RD 2/2024 tiene como objetivo la “Simplificación y mejora del nivel asistencial de desempleo”, de conformidad con los propósitos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Además de todo ello, el RD 2/2024 introduce importantes y sorprendentes novedades en materia de negociación colectiva recuperando la demanda de algunos sectores y que permitirá que los sindicatos y asociaciones empresariales puedan negociar convenios colectivos o acuerdos interprofesionales a nivel autonómico con prioridad aplicativa sobre cualquier otro convenio o acuerdo estatal, siempre y cuando su contenido resulte más beneficioso que las condiciones previstas en los convenios estatales, incluyendo esta posibilidad en los convenios colectivos de ámbito provincial.

En ese contexto, las medidas más destacadas introducidas por el RD 2/2024 se pueden resumir de la forma siguiente:

 

  • Permiso de lactancia

Las personas trabajadoras, en caso de nacimiento, adopción o guardas con fines de adopción o acogimiento, tienen derecho a ausentarse una hora al día, por el cuidado del lactante, hasta que el mismo cumpla nueve meses. De forma alternativa a ello, el disfrute de dicho permiso retribuido se puede realizar a través de una reducción de la jornada en media hora diaria o acumulándolo en jornadas completas.

Antes de la entrada en vigor del RD 2/2024, las modalidades de disfrute de dicho permiso alternativas a la ausencia de una hora diaria quedaban supeditadas a su previsión expresa en el convenio colectivo de aplicación o a los términos acordados entre la empresa y la persona trabajadora.

A partir de la entrada en vigor del RD 2/2024, el disfrute del permiso de lactancia a través de una reducción de la jornada en media hora diaria o por acumulación por jornadas completas dependerá de la mera voluntad de las personas trabajadoras y no será necesario que el convenio colectivo prevea expresamente esa modalidad de disfrute ni que la empresa y la persona trabajadora alcancen acuerdo alguno al respecto.

Todo ello, sin perjuicio de analizar qué sucede con las regulaciones existentes en la actualidad en los convenios colectivos que regulan esta materia.

 

  • Negociación colectiva a nivel autonómico y provincial

Respecto de la concurrencia entre convenios colectivos, el RD 2/2024 modifica el art. 84 del Estatuto de los Trabajadores- (“ET”) estableciendo la prioridad aplicativa de los convenios colectivos autonómicos sobre cualquier otro convenio sectorial o acuerdo de ámbito estatal, siempre y cuando los convenios colectivos autonómicos sean más favorables para las personas trabajadoras.

Debemos recordar aquí que con anterioridad a la reforma analizada, el convenio y/o acuerdo interprofesional estatal podía neutralizar cualquier nivel de negociación autonómico, aspecto este que había producido en la práctica la desaparición de determinados convenios colectivos con mucho arraigo en algunas Comunidades Autonómicas que habían perdido su vigencia efectiva por la irrupción de los convenios colectivos estatales que podían establecer (y de hecho así ha sido en la mayoría de los casos) la prioridad aplicativa prácticamente total del convenio estatal con escasas excepciones.

Dicha prioridad del convenio autonómico va a permitir recuperar determinadas unidades de negociación con el objetivo último de estructurar ciertos sistemas particulares de relaciones laborales negociados en el seno de una comunidad autónoma (ciertamente la medida está proyectada principalmente en el País Vasco y en Cataluña) y permitirá negociar, a modo de ejemplo, convenios colectivos con niveles retributivos particulares o con previsiones específicas sobre la distribución del tiempo de trabajo o el horario, sin alterar la jornada anual máxima prevista en el convenio estatal.

Además, se prevé que los convenios provinciales también podrán gozar de esta prioridad aplicativa cuando así lo regulen los acuerdos interprofesionales de ámbito autonómico y siempre que su regulación resulte más favorable para las personas trabajadoras que la establecida en los convenios o acuerdos estatales.

La nueva redacción del artículo 84.5 ET limita la negociación confirmando determinadas materias no negociables a nivel autonómico y provincial, como son, el periodo de prueba, las modalidades de contratación, la clasificación profesional, la jornada máxima anual de trabajo, el régimen disciplinario, las normas mínimas en materia de prevención de riesgos laborales y la movilidad geográfica.

Sin embargo, esta novedad presenta diversos interrogantes, especialmente en temas como los sujetos legitimados para negociar estos convenios, el valor de esta prioridad aplicativa, así como la articulación de la regulación más favorable, sin que se produzcan fenómenos de espigueo.

 

  • Prestaciones por desempleo

Requisitos generales

Se establecen dos tipos de subsidio por desempleo, por agotamiento de prestación contributivas o en situaciones de cotizaciones insuficientes, aunque en los dos casos, se fijan unos requisitos generales para el acceso al subsidio: en la fecha de la solicitud del subsidio no tener derecho a la prestación contributiva por desempleo, no encontrase en supuesto de incompatibilidad, carecer de rentas propias, o bien, alternativamente, acreditar responsabilidades familiares, la inscripción como demandante de empleo, así como la suscripción del acuerdo de actividad.

El subsidio por agotamiento de la prestación contributiva se amplía a menores de 45 años sin responsabilidades familiares, personas que acrediten periodos cotizados inferiores a 6 meses sin responsabilidades familiares, trabajadores eventuales agrarios, trabajadores transfronterizos de Ceuta y Melilla y víctimas de violencia de género o sexual.

Duración

Se establece una nueva regulación de la duración de los subsidios, de manera que la duración máxima del subsidio se determinará en función de la edad del solicitante en la fecha de agotamiento de la prestación por desempleo, la acreditación de responsabilidades familiares y la duración de la prestación por desempleo agotada, pudiendo llegar a 30 meses.

La duración de los subsidios de agotamiento de la prestación contributiva se determinará en función de la edad del solicitante en la fecha de agotamiento de la prestación por desempleo, la acreditación de responsabilidades familiares y la duración de la prestación por desempleo agotada.

Acreditación responsabilidades familiares Edad en la fecha de agotamiento de la prestación Duración de la prestación por desempleo agotada Duración máxima del subsidio
NO <45 >= 360 días 6 meses
NO >45 >= 120 días 6 meses
Indiferente >= 120 días 24 meses
Indiferente >=180 días 30 meses

En cambio, la duración del subsidio por cotizaciones insuficientes se establece en función del periodo de ocupación cotizado y de la acreditación de responsabilidades familiares.

 

Periodo mínimo de ocupación cotizada Acreditación de responsabilidades familiares Duración máxima del subsidio
3 meses (90 días) NO 3 meses
4 meses (120 días) NO 4 meses
5 meses (150 días) NO 5 meses
6 meses (180 días) NO 6 meses
6 meses (180 días) 21 meses

El subsidio se reconocerá por periodos trimestrales, prorrogables hasta agotar la duración máxima, siendo obligatorio cumplir en cada momento los requisitos de carencia de rentas o responsabilidades familiares.

Se suprime el plazo de espera de un mes desde la fecha del agotamiento de la prestación contributiva, de manera que se considerará fecha del hecho causante del subsidio la del agotamiento de la prestación contributiva por desempleo si se accede al subsidio por esta circunstancia, y, la de la última situación legal de desempleo si se accede por acreditar cotizaciones insuficientes para el acceso a la prestación contributiva.

Carencia de rentas y responsabilidades familiares

Los requisitos de carencia de rentas y, en su caso, de existencia de responsabilidades familiares deben concurrir en la fecha de la solicitud del subsidio, así como en la fecha de la solicitud de sus prórrogas o reanudaciones.

Se entenderá cumplido el requisito de carencia de rentas propias en la fecha de la solicitud del alta inicial o de las prórrogas o reanudaciones del subsidio cuando las rentas de cualquier naturaleza del solicitante o beneficiario durante el mes natural anterior a dichas fechas no superen el 75 % del SMI, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

La ocultación de rentas a la entidad gestora por parte de los solicitantes supondrá la reclamación de la prestación.

Se entenderá cumplido el requisito de responsabilidades familiares en la fecha de la solicitud del alta inicial o de las prórrogas o reanudaciones del subsidio cuando la suma de las rentas obtenidas durante el mes natural anterior a dichas fechas por el conjunto de la unidad familiar, incluida el solicitante o beneficiario, dividida entre el número de miembros que la componen, no supere el 75 % del SMI, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

Cuantía

La cuantía del subsidio será igual a los siguientes porcentajes del indicador público de rentas de efectos múltiples (IPREM) mensual vigente en cada momento.

 

Duración del subsidio % del IPREM
180 primeros días 95 %
Desde el día 181 y uno al día 360 90 %
A partir del día 361 80 %

 

Compatibilidad del subsidio de desempleo y el trabajo por cuenta ajena

Teniendo en cuenta que la prestación y el subsidio por desempleo serán incompatibles con la obtención de prestaciones de carácter económico de Seguridad Social, salvo que éstas hubieran sido compatibles con el trabajo que originó la prestación o el subsidio, se regula la compatibilidad del subsidio con el trabajo por cuenta ajena, para quienes accedan al subsidio manteniendo uno o varios contratos a tiempo parcial, así como para quienes siendo beneficiarios del mismo inicien una relación laboral a tiempo completo o parcial.

En los supuestos de percepción del subsidio e inicio de una relación laboral por cuenta ajena el subsidio se percibirá en forma de complemento de apoyo al empleo que tendrá una duración máxima de 180 días, en una o varias relaciones laborales con el objetivo de incentivar la reincorporación al trabajo.

La cuantía se determinará, cada trimestre, según un porcentaje del IPREM, en función de la jornada pactada al inicio de la compatibilización y del trimestre en que se encuentre en cada momento el perceptor del complemento respecto al inicio del subsidio.

Trimestre de subsidio Empleo a tiempo completo Empleo a tiempo parcial >= 75 % de la jornada Empleo a tiempo parcial <75 % y >=50% de la jornada Empleo a tiempo parcial <50 % de la jornada
1.º 80 75 70 60
2.º 60 50 45 40
3.º 40 35 30 25
4.º 30 25 20 15
5.º y siguientes 20 15 10 5

Este complemento se percibirá mientras se mantenga la relación laboral que lo originó. Durante su percepción, con independencia del porcentaje aplicado, se consumirán tantos días de la duración del subsidio como los días percibidos en concepto de complemento de apoyo al empleo.

Suspensión, reanudación y extinción del derecho al subsidio

Una vez reconocido un periodo trimestral del subsidio, la prestación se suspenderá, reanudará o extinguirá según lo establecido en el art. 279 LGSS.

Se suspenderá por las causas previstas en el art. 271 LGSS, en el que se han incluido nuevas causas, como los períodos en los que los beneficiarios no figuren inscritos como demandantes de empleo, se incumpla o suspenda el acuerdo de actividad o en caso de incumplimiento de la obligación de presentar anualmente la declaración correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

La reanudación se rige por el art. 279 LGSS.

Los subsidios se extinguirán por las causas previstas en el art. 272 LGSS y, concretamente, la realización de un trabajo por cuenta ajena de duración igual o superior a 12 meses, la realización de un trabajo por cuenta propia, por tiempo igual o superior a 60 meses en el supuesto de trabajadores por cuenta propia que causen alta en el RETA o el cumplimiento, por parte del titular del derecho, de la edad ordinaria exigida en cada caso para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación.

Obligación de reintegro de las prestaciones indebidamente percibidas

Se facilita el cumplimiento de las obligaciones de reintegro de las prestaciones indebidamente percibidas, estableciendo la competencia de la entidad gestora sobre los fraccionamientos de las prestaciones indebidamente percibidas por parte de las personas beneficiarias, así como la posibilidad de acceder a su compensación parcial con las nuevas prestaciones que pudieran reconocerse a la persona deudora.

Reforma del subsidio de desempleo para mayores de 52 años

Serán beneficiarios del subsidio para trabajadores mayores de 52 años quienes cumplan los siguientes requisitos: tener cumplida la edad de 52 años en la fecha del hecho causante del subsidio; acreditar todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a cualquier tipo de pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social; haber cotizado efectivamente en España por desempleo durante al menos 6 años a lo largo de su vida laboral y acreditar, en la fecha de presentación de la solicitud, que carecen de rentas propias.

La cuantía es del 80 % del IPREM y la entidad gestora cotizará por la contingencia de jubilación durante la percepción del subsidio.

A efectos de determinar la cotización se tomará como base de cotización el 125 % de la base mínima de cotización en el RGSS, vigente en cada momento y en caso de percibir el complemento de apoyo al empleo, la base por la que deberá cotizarse se reducirá en proporción a la jornada trabajada.

Transición del subsidio por desempleo a la prestación de ingreso mínimo vital

Se establece un mecanismo simplificado para la transición del subsidio por desempleo a la prestación de ingreso mínimo vital, con el objetivo de reducir las cargas administrativas para las personas que no han logrado reincorporarse al mercado laboral tras agotar el periodo máximo de percepción de los subsidios por desempleo.

Subsidio por desempleo por las personas víctimas de violencia de género o sexual

Las víctimas de violencia de género o sexual, incluyendo las víctimas de violencia ejercida por padres o hijos, acreditada mediante sentencia judicial o informe del Ministerio Fiscal, tienen derecho a un subsidio por desempleo que puede tener una duración máxima de 30 meses.

El subsidio es incompatible con el trabajo por cuenta propia y se rige por un régimen de compatibilidad específico.

 

  • Elecciones a órganos de representación el ámbito de las personas artistas

Respecto de las personas artistas, el RD 2/2024 establece que “serán electoras cuando sean mayores de dieciséis años y elegibles cuando tengan dieciocho años cumplidos y siempre que, en ambos casos, cuenten con una antigüedad en la empresa de, al menos, veinte días.”.

 

En resumen, el RD 2/2024 introduce medidas de mejora de la conciliación de la vida profesional y la vida familiar de los progenitores, extendiendo dichas medidas a los empleados públicos, simplifica el sistema de acceso y de percepción de la prestación por desempleo de nivel asistencial, introduce relevantes modificaciones de la normativa en materia de prestación por desempleo de nivel contributivo, un mecanismo de compatibilidad de subsidios y prestaciones por desempleo con la actividad laboral por cuenta ajena, la regulación de las elecciones a órganos de representación en el ámbito de las personas artistas, así como una posibilidad de regular convenios colectivos de ámbito autonómico y provincial, con prioridad aplicativa respecto a los convenios de ámbito nacional.

 

 

Área laboral | Augusta Abogados